BOTOX

El tratamiento que elimina las arrugas de expresión en una sola sesión

Botox arma anti edad, que no solo nos ayuda a vernos jóvenes, sino que también nos ayuda a sentirnos bien.

El Botox, tiene capacidad de producir un efecto lifting sin tener que recurrir a la cirugía. Con ello conseguimos revertir la acción del tiempo, ya que recuperando la tensión de algunas áreas y eliminando las arrugas de expresión en ojos “patas de gallo”, entrecejo y frente, conseguimos una mirada más fresca y natural, mejorando el aspecto cansado o triste de la cara.

Hacer cita de valoración SIN COSTO

Con el paso del tiempo, nuestra piel pierde su elasticidad y por eso aparecen las antiestéticas arrugas. Hace unos años, la única solución a este problema estético era recurrir al bisturí. En los últimos años la toxina botulínica se ha convertido en la técnica estética dermatológica más utilizada en todo el mundo, convirtiéndose en el procedimiento cosmético por excelencia.

El Botox, un tratamiento médico estético con el que, aplicado por médicos especialistas, conseguirás de forma rápida, natural y segura, resultados anti-arrugas espectaculares. Un aspecto mucho más joven y con la piel más firme y tersa.

PREGUNTAS FRECUENTES

Con agujas muy finas, a nivel intramuscular, disminuyendo la movilidad del músculo donde se inyecta.Recuerda que el objetivo del Botox es producir una parálisis muscular muy suave y controlada, provocando así una micro relajación del músculo, que a su vez hace que la piel también se relaje desapareciendo las líneas de expresión.
En las líneas de expresión formadas por la gesticulación como: el entrecejo, la frente y alrededor de los ojos y las comisuras de la boca.
Molesta un poco, pero es totalmente soportable. Además, para las personas más sensibles, se puede usar una crema anestésica media hora antes de realizar las inyecciones y, justo antes de pinchar, aplicar hielo en la zona.
No es una desaparición inmediata, sino progresiva. Los primeros resultados se pueden ver a partir del tercer o cuarto día, el efecto máximo comienza el décimo día y se va a mantener entre cuatro y seis meses.
Varía según el paciente, pero en promedio entre 4 a 6 meses.
Cualquier persona que no esté contenta con sus líneas de expresión o sus arrugas puede aplicarse Botox. Los efectos duran más cuando se aplica a una persona joven, que, a una persona de mayor edad, pero tendría que determinarse en una valoración médica para conocer las necesidades del paciente.
Es compatible con procedimientos como implantes de material de relleno, peelings, láser, etc. No tiene efectos secundarios (aunque no debe utilizarse en embarazadas, lactancia y enfermedades neuromusculares).